¿Y si ponemos las cosas en su sitio?

Llevo unos cuantos días queriendo ordenar mis ideas acerca del problema que sufrimos todas las personas y todas las empresas que vivimos de lo que se ha venido llamando la industria de la música (autores, compositores, arreglistas, ingenieros de sonido, diseñadores gráficos, estudios de grabación, compañías discográficas, sellos independientes, transportistas, productoras de video, reponedores, distribuidores, editoriales, músicos, road managers, expertos en marketing, fotógrafos, tiendas de alquiler, abogados especializados, etc.) y me da miedo hilvanar un discurso porque sé que el simple hecho de decir sinceramente lo que pienso me traerá una lluvia de insultos, mofas y descalificaciones.
Es una cuestión, un ejercicio de valentía necesario pero arriesgado, porque puede arrojar más tensión, dolor y crispación sobre la que estamos viviendo cada día todos los afectados. “Un buen guerrero no pierde el tiempo en batallas inútiles”.
Me salen frases sueltas. Certezas que no sé si después sabré relacionar, por ejemplo:

Estoy seguro de que los autores y compositores son los únicos dueños de sus obras y que además son los únicos legitimados para ponerle precio a las mismas.

Estoy seguro de que hay páginas, empresa y grupos de presión que se están forrando comerciando con unas obras que han robado, que no les pertenecen.

Estoy seguro de que el modelo de industria ha cambiado y que esto suponer renovar todo lo que le rodea.

Estoy seguro de que soy un internauta que no quiero ser representado por los que se denominan “internautas”.

No comparto en absoluto las opiniones de todos aquellos que insultan, descalifican y dejan caer toda clase de mierda sobre los que no opinamos como ellos.

Estoy seguro de que “el canon”, su aplicación y sus connotaciones puede ser mejorado, revisado e incluso sustituido si se encuentra un método que asista mejor a la resolución del problema o la circunstancia que pretende solucionar.

Estoy seguro de que en la Sgae se podían hacer las cosas de otra manera, pero también estoy seguro de que es algo que solo nos compete a los socios de la casa. Nadie de fuera tiene que venir a cuestionar nuestra gestión, ni como administramos nuestros ingresos. Es algo sencillo. ¿ Le hace alguien las cuentas a las empresas propietarias de una autopista de peaje solo porque la utilizamos, o a Telefónica, o al El Corte Inglés, al Metro de Madrid?
La Sgae- muchos de vosotros sabéis mi actitud crítica con la misma en algunos aspectos– es una sociedad creada para recaudar y administrar los derechos de aquellos que se le hemos encomendado. Veinticinco mil creadores de este país han firmado un contrato con esta Entidad y le han encargado que recauden sus derechos. Los creadores que lo deseen pueden no ser socios de esta casa, o puede ser socios de la sociedad francesa, o de cualquier otra entidad de gestión.

Lo de los políticos me da una profunda pena. Cada vez estoy más convencido de que no le importa nada que no sea el control del poder y para obtener este pasan sin escrúpulos por donde tengan que pasar.

No entiendo como no se puede atender a algo tan básico y razonable. Los señores de PP defensores históricos de la propiedad privada no apoyan la razón de los creadores de propiedad intelectual. Pero si entienden que “un empresario que tiene una discoteca en el centro de Madrid es el único dueño de la misma y que mientras no decida traspasarla o venderla será su legítimo propietario”. Y además, se la puede pasar a sus hijos y estos a los suyos y así sucesivamente a través de los tiempos. Defiende que este señor o sociedad haga una caja diaria de 9, 11 o 15.000 euros. Esta facturación depende casi exclusivamente de la música, de las obras musicales que suenan en su negocio. (No se puede entender una discoteca sin música, verdad, me imagino que al menos en eso estaremos de acuerdo)… pero no entienden, ni defienden que los propietarios de esas obras participen mínimamente, al menos un poco, del negocio que se crea con las mismas.
Claro está, aquí mandan los votos, no la razón y por eso la oposición de unos y la tibieza de otros. Y los demás grupos políticos tampoco entran en la razón, están solamente atentos al cambio de sus cromos.
En Francia, Inglaterra, Alemania, Bruselas, etc…No entienden esto. Yo tampoco.
No entiendo, ni comparto, a los que nunca criticaron , ni despreciaron, ni manifestaron odiar a algunos compañeros míos (Alejandro Sanz, Alex de la Iglesia, etc., ) hasta que estos no se han posicionado en contra de sus pretensiones de ” todo gratis” y que, desde este momento, desde el mismo momento en que emiten una opinión contraria a la de ellos, sufren un millón de insultos y descalificaciones tanto a nivel personal como profesional, es más, estoy más que nunca al lado de ellos.
¡Que puedo esperar del discurso de aquellas personas que manifiestan admiración por mi trabajo y que en cuanto opino que las obras tienen unos propietarios y que el que las utiliza ha de pagar por esa utilización, pasan a publicar que mis obras son una mierda y que morirían antes de bajarse una de mis canciones! ¡Donde están las canciones que ellos han compuesto! ¿Cuanta gente las ha comprado? ¡A quienes interesan!
¿De pronto resulta que son los jueces, que están legitimados para decir públicamente si lo que los artistas hacemos es bueno o malo?
¿Que por qué cobramos por una canción tanto tiempo después de haberla creado? Sencillo porque crea negocio. Si yo compongo una canción (por lo que no cobro nada) y nadie la escucha, nadie la graba, nadie la canta y nadie la compra, NO ganaré absolutamente nada. Si la escucha mucha gente porque la ponen en la radio y en la tele continuamente, si la pinchan en las discotecas, si la cantan otros artistas, si la compran, genera negocio para muchas partes , yo que soy el origen de ese negocio debo tener una pequeña participación. Para mí está claro.
Entiendo que a muchas personas no les guste lo que hago, o a quienes opinan lo caro que cuesta un disco concreto… lo tienen sencillo. ¡No lo compren!. Que adquieran compren, bajen o utilicen aquello que les gusta solamente y lo que esté dentro del precio que están dispuestoas a pagar, y en último caso que compongan ellos mismos las canciones dado que es tan fácil…
Lo del acceso a la cultura no puedo evitar que me de risa. Es una frase que siempre manejan los que no son precísamente cultos y podrían empezar en ese acceso a la cultura por respetar lo que no les pertenece.
Estoy seguro de que se debe escuchar a todas las partes y que la democratización de las tecnologías exige cambios profundos en el modelo de negocio. ¡Pongámonos a discutir sobre ello!
Estoy seguro de que internet es una herramienta maravillosa que tenemos que aprovechar para acceder a todo lo que sea de nuestro interés y que a veces, sobran los intermediarios, según para qué.
Estoy seguro de que hay formulas, (como ocurrió en sus días con la televisión) para que los contenidos lleguen a los usuarios a precio reducidos o inexistentes, si existen empresas o personas que se hagan cargo del costo de las obras.
Yo estoy, creo y celebro todo lo bueno que nos ha traído la red.
Yo creo que los creadores ponen los contenidos, los operadores las carreteras, (de la humedad hablaremos luego decía el chiste) y los consumidores disfrutan de esos contenidos. Y algunos crean páginas para forrarse a costa de todos, de los usuarios, de los creadores y de las operadoras.( Os recomiendo visionar este vídeo).

Creo que ha llegado el momento de que todos luchemos para defender nuestros intereses. Los creadores no son Alejandro Sanz, ni Juanes, ni Amaral, somos miles de personas que trabajamos honradamente,muchas horas cada día desde hace muchos años, muchas personas anónimas, que no cobran un duro y que muy a menudo mueren en la indigencia mientras sus películas se pasan cada dos por tres por unas las cadenas que obtienen grandes beneficios por la publicidad que contratan para los cortes de la exhibición, por ejemplo. (Véase Rafaela Aparicio, por ejemplo)
Vamos a poner la cosas en su sitio y si no es así, vamos a reclamar a quien corresponda que no queremos pagar en los taxis, ni en la panadería, ni en el mercado, ni en las tiendas., ni en los bares, si todo puede ser gratis fenomenal pero que sea para todos.

Ahora, los que quieran ya pueden llenar paginas diciendo que nunca compuse nada que les interesara, que mis canciones son una mierda y que antes morirían que bajarse uno de mis bodrios. Si quieren, uno a uno, que me demuestren cuantas personas han buscado las suyas. Yo tengo los números de las personas que han confiado y creído en mis canciones, al menos hasta hoy que me he decidido a escribir lo que pienso.

Feliz navidad

Published in: on diciembre 24, 2010 at 10:01 am  Comments (10)  
Tags: , , , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://pacortega.wordpress.com/2010/12/24/%c2%bfy-si-ponemos-las-cosas-en-su-sitio/trackback/

RSS feed for comments on this post.

10 comentariosDeja un comentario

  1. ESTOY DE ACUERDO AL 100%,el problema en orígen es que estos conceptos de equidad NO ESTAN EN LOS PLANES DE EDUCACION.
    Una de las características mas brutales del SER HUMANO,en toda su história es esta: ME GUSTA,LO TOMO,pero ARRASANDO A QUIEN SE ME PONGA POR DELANTE.
    -Hace 500 años,a esto se le llamó CONQUISTAR…
    UN ABRAZO!!!

  2. Siempre contigo, hermoso vencido, hasta la muerte misma.
    Puedes poner mi nombre detrás de todo lo que escribas, crees, hagas o pienses… porque me sentiré orgulloso de estar ahí, contigo, para lo malo y para lo bueno.

    Un abrazo fuerte y ya sabes que, aunque no te llamo con frecuencia [soy un vago comunicativo], te considero mi hermano, mi maestro y mi amigo.

    Ya vendrán tiempos mejores, pero hemos de luchar por ellos.

  3. ¡¡¡¡Que grande eres Paco!!!!
    Sabes que soy un admirador tuyo, y me parece extraordinario el escrito tan meridianamente que has hecho sobre el eterno problema, y al igual que tu, a mi también me gusta luchar por las cosas que creo, aunque también soy consciente, que viviendo en una sociedad donde todo se mueve por intereses, muchas veces pienso, que es como predicar en el desierto, aunque no por ello se debe perder la fe y seguir luchando, por aquello en lo que se cree.

  4. VIVA LA MADRE QUE TE PARIO.

  5. No lo has podido explicar mejor¡¡¡¡¡ todo mi apoyo para la causa ¡¡¡¡¡ De una romántica que sigue invirtiendo horas comprando discos y libros ¡¡¡¡¡

    Te quiere y te deseo feliz navidad

  6. Chapeau Paco, lo has dejado clarísimo. De otro romántico que sigue comprando DVDs, CDs y libros…

  7. Chapeau Paco, lo has dejado clarísimo. De otro romántico que sigue comprando DVDs, CDs y libros… Un abrazo y que 2011 venga con un poquito más de justicia!

  8. Pués seguro que tienes tu razón, pero la verdad es que no entiendo bien todo esto, porque cuando yo compro un vestido, unos zapatos, un bolso, de “Pepito Pérez”, no tengo que pagar cada vez que me lo pongo. Qué diferencia hay?. Y hablando de las Sgae, el otro día en la radio escuché que por el programa que se hace todos los años en una cadena televisiva dónde se recauda dinerito con fines benéficos, y al que acuden algunos cantantes invitados, las Sgae, reclamaba “x” dinerito. Qué pasa?, pero lo que se recauda no es para fines benéficos?, es que las Sgae, es la ONG de los autores de música, compositores, etc…
    Pues eso que no entiendo nada, pero a pesar de ello, yo sigo fiel a mis autores, cantautores y compositores preferidos, y tengo sus obras en formato original, quizás porque soy una romántica, y porque todavía me lo puedo permitir. Feliz año, próspero y más justo para todos.

  9. Hola Paquito, Feliz Año 2011, qué difícil causar conciencia “con lo fácil y divertido que es aprovecharse” de esta situación sin legislación. España se lleva la palma en zopenca desde hace ya tantos años…nada nuevo en el frente. Ánimo y bsos, lasonso

  10. Ana, te lo explico en un momentico: si no entiendes la diferencia entre una canción y un bolso, ten cuidado no vaya a ser que la proxima vez que vayas a ponerte el bolso te cuelgues una canción.

    La diferencia es que lo que hace el compositor es suyo para siempre y lo licencia por uso, no lo vende. Como mucho vende una copia para que la uses tu, y ahi se acaba el asunto. Puedes escucharla y hacer copias para tu uso personal, no hacer negocio con ella ni hacer copias para otros. Los derechos cedidos los marca él, no tu.

    La SGAE puede o no colaborar con un festival benefico. Si el organizador lo pide por adelantado y comunica el repertorio, la SGAE se lo propone a sus dueños (los compositores) para que le digan si quieren cobrar o no. Lo que pasa es que los organizadores prefieren salir en la prensa diciendo que la SGAE es mala a hacer su trabajo. De todos modos, la caridad es voluntaria, no obligatoria y festivales hay millones.

    El record de los jetas debe ser el alcalde de Zalamea, que dio una rueda de prensa para decir que la SGAE queria cobrarle 30.000 euros por la obra de teatro. Que tantos imbeciles se lo creyeran en vez de llamarle mentiroso, moroso y manipulador alli mismo, en la rueda de prensa, marca el nivel del asunto. La SGAE queria cobrar lo que el ayuntamiento debia de 12 años por usar musica y teatro sin pagar un duro. Aún hoy hay idiotas que se lo siguen creyendo. La SGAE cobraba algo asi como 90 euros para el autor de la adaptacion teatral.

    La idea, justa y evidente, es que si haces negocio con la musica, pagues por ello a los que la hacen posible. Paco cita la discoteca, yo añado, por ejemplo los salones de boda (¿que es una boda sin musica?), las peluquerias, los restaurantes, los hoteles, los autobuses, etc. Si no quieren pagar a la SGAE lo tienen fácil, que no pongan su música.

    Es verdad que los de la SGAE son unos bordes, y que tienen poco talento para las relaciones públicas, pero si yo llevase 100 años intentando que un montón de chorizos que saben que tienen que pagarme me paguen, y aguantando engaños, chulerias, insultos, etc. probablemente estaria mas cabreado que ellos. Te pongo el ejemplo del famoso salón de bodas de Sevilla: saben que tienen que pagar, que hay una ley que se lo exige, se pasan años sin hacerlo, luego remolonean, les meten un detective y un pleito y cuando les condenan, salen de victimas en los periódicos y un monton de idiotas (algunos los mismos de antes) les apoyan e insultan a la SGAE… ¿Sabes cuanto paga un salón de bodas por la música? 119 euros por los primeros 75 cubiertos vendidos y 0,47 por cada uno de mas. ¿Y lo que vale un cubierto?

    Por favor, la proxima vez que leas SGAE, en vez de salivar como un perro de Pavlov entrenado en el odio a los “artistas”, leete las cosas dos veces. Si te atreves, hasta puedes pasar esta explicación a quien no lo entienda, con cuidado, eso si, que tal como están los tiempos igual te cae el chaparrón tambien a tí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s