Soy de pueblo… ¿y que?

No sé si sabéis que nací en Úbeda, un hermoso pueblo de la provincia de Jaén que no hace mucho ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad junto a Baeza. Pertenezco a una familia humilde. Mis padres tuvieron 9 hijos y yo soy el octavo. Abandoné el pueblo donde nací a los 7 años, es decir hace nada menos que 45 años, mi familia se trasladó a Madrid en busca de trabajo en una época en la que muchas, muchísimas familias andaluzas emigraron a Madrid, a Barcelona, a Alemania y a América en busca de trabajo y de un futuro mejor.

Gracias a esta acción tan valiente de mis padres y de mis hermanos mayores (los dos mas mayores ya no viven…) yo llegué a Madrid. En Madrid me ha ocurrido casi todo. Tengo que ser valiente al afirmar que uno es también del lugar donde crece, donde rie y llora, donde se enamora,  donde tiene a sus hijos y donde francasa y/o triunfa.En Madrid me ha ocurrido todo lo bueno que me ha traído la música, primero como compositor, después en el dúo que formé con Isabel Montero y después como productor, autor  y cantante en solitario. Me gusta Madrid porque es una ciudad que abraza, porque es una ciudad que recibe a todo el que llega y le da las mismas posibilidades que a sus hijos.

El caso es que nací en Úbeda, lugar donde nacieron también el gran  JoaquinSabina, al que le gusta llamarme paisano, Antonio  Muñoz Molina y la recién estrenada Zahara. Donde nacieron cantidad de personas y gentes que han dejado un rico rastro cultural, político y social aunque eso me imagino que ocurre con todas las personas de todos los sitios. No voy a hacer nacionalismo porque no es lo mío y porque siempre me he declarado un ciudadano del mundo que piensa que todas las personas de todas las razas y lugares han de gozar de las mismas oportunidades y de los mismos derechos.

De vez en cuando he ido a Úbeda, casi siempre, a actuar, y de vez en cuando, muy de vez en cuando, a pasear por sus calles y darme un baño de paisanos pues  siempre me reciben bien y me dan pruebas del cariño que me tienen. Recuerdo que pequeño, tan grande es la influencia de la Semana Santa en esta tierra, los niños jugábamos a las procesiones. Nos hacíamos el traje, el capirote, los tronos y los tambores con latas que buscábamos y decorábamos. La última vez que vi una Semana santa en Úbeda tenía 6 años. Nunca volví a una Semana Santa. La viví en Sevilla un par de veces, una cuando vivía allí mientras hice la mili y otra vez que fui con Merce y los chicos invitado por Pepa Monte y Ricardo Miño a su casa del campo.

El caso es que 41 años después he caído esta Semana Santa por mi pueblo invitado por mi hermano/cuñado Ángel marido de mi hermana Loli, pues  celebraban  en esta fecha el aniversario de su boda y quiso, y lo consiguió, darle a mi hermana una sorpresa haciendola  creer  que  todos coincidiéramos por ” una bien tramada casualidad”, en el Parador de Turismo , con ellos y también con otra de mis hermana, Tina y su marido, Ramón.

Allí nos plantamos el jueves Santo Merce,  mi Dieguillo y yo a colaborar  en  la sorpresa y disfrutar con ellos. ¡Gracias Ángel! Nunca podremos pagar tu generosidad aunque la relación que tengo contigo desde que te conozco merece un capitulo aparte, una entrada extensa y especial. Desde aquí te la prometo para el día que sienta la necesidad de comunicarla.

Hemos caminado por sus calles estrechas y empedradas rememorando lugares y anécdotas, historias que vivimos, o escuchamos de nuestros padres y hermanos, hemos disfrutado de sus procesiones como buenos ateos que somos y hemos dado buena cuenta de su excelente gastronomía, mención especial para el arte de nuestros amigos de “El Seco”. Desde aquí os recomendamos que visitéis este restaurante si pasáis alguna vez por allí. Me he cruzado con mucha gente que me reconocía y que me mandaba recuerdos para mi hermana Mercedes que ahora vive en Madrid.  Mi hermana Mercedes era una gran saetera y aún la recuerdan cuando cantaba sus saetas a la Virgen de la Soledad. Dicen que desde que ella  se fué nadie ha vuelto a cantar como ella. Hace 20 años le edité un disco de saetas para la compañía Zafiro de mi amigo Jesús Pozo.

La saeta[1] es un canto religioso, generalmente improvisado y sin acompañamiento, realizado en las procesiones de Semana Santa y que tiene su origen en el folclore andaluz. Se trata de una melodía de ejecución libre, llena de lirismo y de influencia árabe. Exigen conocer el estilo del cante jondo propio de la tradición musical del flamenco.

El texto está compuesto por varios versos octosílabos y tiene siempre un significado religioso que alude a los hechos y personajes de la Pasión. Se canta en honor de las imágenes de los pasos que desfilan por las calles durante la Semana Santa.

Si alguien se atreve  aquí os dejo una grabación histórica de mi hermana: (No me hago responsable de las secuelas de la escucha)

Mercedes Ortega. A la Virgen de la Soledad

He visto miles de personas participando como penitentes en las procesiones. Mi cuñado se planteaba por qué razón tantas personas de edades diferentes, de distinto estracto social y cultural participa en estas muestras y demuestra un compromiso tan serio y leal. Yo le decía, observando a los niños de cuatro o cinco  años desfilar junto a sus padres,  que lo entendía como una acción muy cercana a los procesos instintivos. Es como vestirse por la mañana. Hacen “lo que toca”, lo que han hecho sus abuelos y sus padres, lo que ha tocado hacer desde que nacieron y no se plantean nada más. Muchas personas encuentran  en esta acción un lazo invisible que ele une a  sus predecesores, a sentirse parte de una cadena familiar, a las que sus personas queridas que también lo hicieron. Me imagino que hay personas devotas, no lo sé, ni me lo quiero plantear…

Úbeda es un pueblo hermosísimo lleno de arquitectura renacentista de la mejor factura y con multitud de restos árabes, judíos e incluso  de  asentamientos de los pueblos prehistóricos. La ciudad esconde tesoros arquitectónicos que se descubren cada día y en este momento tenemos un alcalde arqueólogo culto y afable que favorece y apoya la recuperación de la artesanía, la gastronomía y la proyección de su potencial arquitectónico. Desque aquí felicito a Fernando crespo por el descubrimiento, recuperación y restauración de la Sinagoga del Agua a menos de tres metros de la casa donde vivía mi hermana.

Como en todos los lugares, hoy me toca ensalzar este, lo mejor de Úbeda con todo son  sus gentes. Personas sencillas, gentes buenas que viven su vida buscando la felicidad entre sus trabajos y sus seres queridos.

Casualidades de la vida, entre todo el gentío, me asomé un instante a la puerta del Parador en busca de un poco de Sol y me crucé con una persona desconocida que me pareció tremendamente conocida. Como es una sensación que tengo a menudo pensé eso, que era solo una sensación y no le di mayor importancia, pero que sorpresa cuando esta persona, esta mujer se da la vuelta viene en mi busca y me dice- ¿eres Paco Ortega no? Soy Isabel, la hermana de Pepa Niebla. Increíble, Isabel es una magnífica diseñadora que en este momento me está haciendo la carpeta del disco de su hermana  y de Ricky (Pepa Niebla & Ricky Vivar) a la que solo conocía por teléfono y a la que no había avisado de mi visita a Úbeda por aquello de no crearles obligaciones en unas fiestas que seguramente querrían disfrutar con los  suyos.

Mientras tanto, en Musigrama, mi querido Paco Sanz hacía con su amigo los coros de sus canciones. El viernes inmediatamente anterior a las vacaciones grabamos con Teresa Velasco, esa mujer ángel, toda amabilidad y belleza la canción que vamos a incluir de ella en el álbum “Mujeres del Planeta”.

Estoy de nuevo en Madrid después de mi pantano y de Úbeda con la misma sensación que todas las personas que regresan a su caos,  a sus problemas después de la anestesia local de estas  mini vacaciones y con la misma ansiedad y preocupación ante el futuro incierto que nos regala el momento en que vivimos.  Espero que vosotros, mis amigos visible e invisibles, conocidos y desconocidos, que todos los que pasáis de vez en cuando por este blog  hayáis podido hacer un descanso y dejar por un momento vuestros trabajos y preocupaciones.

Ayer lunes, hoy escribo esta entrada a las 6 de la mañana, hemos grabado una maqueta a unos chicos jovencísimos, uno de ellos hijo de mi buen amigo Juan ramón Torán. Era su primera experiencia en el estudio y están encantados. Hoy continuaremos con ellos y haremos la voz de Jesús Márquez para “La palabra y el tiempo”, el resto de la semana lo dedicaremos a grabar con Cesar&Parker (ex líder de The  Melocotons) una canción que será la sintonía de una nueva serie de  la cadena “Cuatro”.



The URI to TrackBack this entry is: https://pacortega.wordpress.com/2010/04/06/soy-de-pueblo-y-que/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Gracias, Paco por tu recorrido por mi Ubeda tambien, yo que estoy aquí todo el año no aprecio lo que la gente que viene de fuera aprecia en tan solo una visita, será que estamos echos yá a esto.

    Me a gustado el recuerdo que has y he tenido a tu hermana Mercedes, como yo la llamo (la del Coli), menudas jarras me he bebido alli, y he bailado sevillanas y he oido rumbitas todos los fines de semana. Algo que ya no queda en Ubeda, esos rincones de antaño.

    Y de nuevo te digo Gracias.

    Un amigo invisible, que algun dia podamos ser visibles.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: